miércoles, 12 de septiembre de 2007

Esopística

Había una vez unos bueyes que se alejaron de la manada para buscar agua. Tal vez por desobedientes, tal vez por órdenes superiores, la cosa es que iban solos, cuatro grandes y un joven que quería probar su valía, o que el padre no quería dejar solo y mejor se lo trajo.

Pero no sabían que se acercaban al cubil felino. Agazapada bajo la hierba, una famila de leones esperaba algún incauto. Y cuando estuvieron a distancia, rápidos como el trueno (o rápidos como los leones), persiguieron a los bueyes y dieron caza al menor, que no podía correr tan rápido.

(Moraleja hasta aquí: no te alejes de la manada)(o, ataca al más lento. Pero ésto es una fábula y los leones son los malos)

La pobre víctima cayó al río, y cuando los cuatro leones se esforzaban, garras y dientes, por sacarlo, un cocodrilo que no había tenido nada que ver en el asunto llegó y, de una mordida, arrebató al bebé de sus captores, para disfrutar de su carne tierna él sólo.

Pero no pudo.

(moraleja hasta aquí: algo como lo de la cigarra y las hormigas: el cocodrilo no se había preparado para el invierno y va a tener que comer algas, o algo así)

Mientras tanto, los bueyes habían ido con la manada a contarles lo que pasó.

Ahora, dale play, que sólo te he contado los primeros minutos:


Moraleja final: La unión hace la fuerza

¿si? (o sea, la unión sí hace la fuerza, pero ¿cómo iba una manada de búfalos en el parque Kruger a saber eso?)

Moraleja final final: "la unión hace la fuerza" es un comportamiento animal.
Epílogo: Nuestro comportamiento es animal. (somos animales, a fin de cuentas). Las fábulas funcionan no porque los animales de los cuentos se porten cmo humanos, sino porque los humanos se portan como animales. Que es lo que son. Ahora, todo el entramado moral que se les pone encima (los leones son malos), sí es humano, pero depende no de los postulados morales, sino de el personaje que hace qué cosa. El león, aunque se comporte como la hormiga del otro cuento, es malo. Si hubiera sido hormiga, sería buena. Por eso hay refranes contradictorios: Al que madruga Dios lo ayuda, y no por mucho madrugar amanece más temprano.

Aparte: ¡No mames, está bien chingón el buey que saca volando al león!

3 comentarios:

David dijo...

¡Muy buena filmación, gracias!

l. j. dijo...

basicamente: está bien chingón el buey que saca volando al león!!!!

Santiago dijo...

David, de nada

Laya, sí, justo.