viernes, 23 de noviembre de 2007

Memiento

Reflexión trasnochada: Richard Dawkins define meme. El blog mismo es un meme. Uno demasiado exitoso, para mi gusto, y de pronto hay demasiados. Pero aquí está uno haciéndole, no? (hay mucho de perverso en eso de replicador cultural. Y algo de elitófilo en el paréntesis)

Laia lo pasa

Si tu mente fuera una morada, pregunta.

Pero "morada" no me gusta, me suena a palabra de alguien que se quiere sentir importante o que mira cuánto léxico tengo. Sería casa.

Está el cuarto de domingo, blanco, con materiales aislantes. Como un estudio de grabación, pero blanco y sin instrumentos. O una alberca. Bajo el agua. Los domingos tienen algo de útero. Es un cuarto en el que no sólo estoy los domingos, pero como los estragos del fin de semana suelen dar en domingo, suelo irme ahí. Y hoy es domingo, aunque nominalmente sea lunes. (de cierto modo, ésto es un intento de salir de ese cuarto, porque ya me aburrí) y de pasar al cuarto de pensar bien, aunque de eso sólo tiene el nombre: un laberinto. Un laberinto que tiene un montón de puertas falsas pintadas, y en el que me suelo saltar el camino correcto: me subo a un muro y desembarco en otro lugar cualquiera. Hay un montón de pistas sueltas, caminos que llevan

Está el dark side, también, en el subsuelo, aunque acecha en todos lados. Como en la gente detrás de las paredes. No tiene forma, y no aparece en los mapas oficiales del imperio

Los cimientos eran positivistas, hasta que dejaron de existir un buen día. A veces se les extraña, cuando tiembla duro, pero la mayor parte del tiempo uno disfruta que la casa se desliza. Hasta que va y se mete en un lodazal, porque se puede hundir. (y recordemos el subsuelo)

Pero por esa historia, la parte emocional está poco visitada. En general, hay poca decoración. Faltan plantas. Y como en la vida real, el cuarto, el refugio más íntimo, a donde poca gente está invitada, está hecho un desmadre. Pero, por supuesto, no están invitados, querido público en general, a visitar. No por las cosas en el suelo ni los instrumentos musicales acumulando polvo, sino simplemente porque las presencias humanas ahí me intimidan un poco. Así que cerremos la puerta y vamos a visitar otra parte, ¿quieren? después de ti.

Eso que ven ahí es donde más me gusta estar. Ahí hay luz, y no hay sillones en los que acomodarse. Es como el cuarto de domingo, pero aquí se canta, aquí se dibuja, aquí se rayan las paredes y por supuesto, se escribe. Aquí se habla, se lee, se besa, se hace música, se baila. Aquí, en fin, se sonríe.

es otro cuarto blanco, pero sólo en apariencia. Cada que entras es blanco, y luego lo que vas haciendo ahí queda en los muros, en el suelo y en el techo. No sé quién lo repinta, pero bajo todas las capas que ha tenido viven los días felices, y la certeza de que ahí están se suma a la sospecha de que van invadiendo, aun si lento, el resto de la casa. No han llegado, cierto, al cuarto de los domingos, pero sin duda van filtrándose a la pared de un cuarto que tengo, lleno de fotos viejas, en el que podía pasarme horas extrañando, y que ahora me aburre. No me aburren las fotos, me aburre extrañar. (extrañar es lo cotrario de entrañar. era de esperarse)

La casa se mueve, a pesar de todos los búnkers para la inmovilidad que tiene.

Ah, me olvidaba. Tiene un letrero en la puerta: este hogar es descreído. No aceptamos propaganda de ningún tipo.

(declaro la guerra en contra de mis peores enemigos que son —perdón, pero la onda es que pase la estafeta a tres gentes más—: la anónima, Luviano, y el Rod. Si quieren. Y si otro quiere, pues ya va, nomás avise)

5 comentarios:

l. j. dijo...

:)

Esta va por ella... aka refulch dijo...

Alo, quisiera comentar mas pero el sueño pesa mucho esta noche, te dejo con dos peticiones.
1: Permiso para repostearte
comoseriatumente.blogspot.com
2: tu respuesta aqui:
http://comoseriatumente.blogspot.com/2007/11/post-explicativo.html

nacho dijo...

EL blog es un regalo de Dios, ¿no? El meme un pasillo cuesta abajo para la imaginación.
Si mi mente fuera una morada, la pintaría mejor anaranjada, así sería menos nostálgica. Me divierten los sentidos del lenguaje.
Te mando un abrazo... nacho mondaca

nacho dijo...

Por lo que leo abajo (11 nov), escribes cuento para niños... fíjate que en febrero convocaremos (Escritores de Sonora, A.C.) a un concurso de cuento infantil. El premio será de unos 4, 3 y 1 mil pesos a los primeros lugares... Si te interesa te envío luego la convocatoria. Saludos.

l. j. dijo...

bueno ya, no?