domingo, 27 de julio de 2008

La consulta

de hoy sobre el petróleo va a ser tendenciosa, no va a tener mayor peso en la decisión que se tome al final, va a legitimar a una serie de personas con las que no simpatizo en lo más mínimo (a Camacho y a Bartlett, por ejemplo), y se va a malinterpretar como una muestra de músculo político.

Aun así hay que participar.

Va a ser así porque el gobierno no le entró. Las preguntas están hechas para que digas "no", porque las hace la parte que quiere que gane el "no", porque la parte que querría que ganara el "si" ni siquiera se puso a negociar la redacción. El FAP va a decir "el pueblo ha hablado", y va a ser mentira porque la mayoría de la gente no va a hablar. Los calderonistas (antipejistas habría que decir, porque Calderón no es capaz de generar una corriente) van a hacerle el vacío. Los indiferentes van a hacerle el vacío. La mayoría de la gente, que no se enteró, va a hacerle el vacío. La encuesta se va a hacer sólo donde el PRD gobierna. Insisto, porque a los gobernadores del PAN no les interesa hacer encuesta. Es decir, va a ser todo lo mala que va a ser porque no les queda de otra (por un lado), y porque los dejan, por otro. Porque va a ser sólo en el rincón propio, por un lado, y porque los de la otra esquina no van a hacer un contrapeso. Boicotearla por esas razones es hacerle el juego al gobierno. Darse baños de pureza en éste momento es orinar con el viento en contra.

Lo que está en juego acá, más allá del petróleo, es si uno como ciudadano piensa que su opinión vale en algo (justamente parecería que el petróleo no se está jugando en esta sino en otras mesas, participar en la consulta es decir que esta mesa es la buena, que la opinión ciudadana debe ser más importante que la de los pasillos de Gobernación y el Congreso, que las cenas de políticos y empresarios, que las circulares del Club de Banqueros).

Objeciones puntuales: a la primera pregunta, si estás o no de acuerdo con que la iniciativa privada participe en el proceso petrolífero (o como se diga), se objeta que ya participa. Bueno, eso no es lo que se pregunta, y que ya se haga no tiene nada que ver con que no se esté de acuerdo, o con que sí.

A la segunda, que si crees que se debe aprobar la propuesta de Calderón en el congreso, se objeta que a) eso es labor del congreso y para eso les pagamos. Cierto, eso no te impide opinar, y b) que la gente no sabe lo que dice la propuesta, porque nadie en su sano juicio leería los nosecuántos folios que la componen (lo cual es sobre todo grave cuando uno piensa que los diputados y senadores menos la leen, pero eso va por otro lado). Pues sí, la gente está desinformada. Porque no la informan. Vamos viendo si el gobierno en vez de comerciales demagógicos de veinte segundos se anima a difundir de verdad lo que está haciendo, y lo que quiere hacer. Estamos desinformados porque ellos se guardan sus secretitos. Entonces no, no estoy de acuerdo con que se pase así, por lo menos, díganme bien de qué se trata y luego vemos si estoy o no de acuerdo con su contenido. Pero bueno, esa es mi posición. También habrá quien diga que si se pasa en el congreso es porque ya la analizaron y vieron que era buena. Se vale.

La consulta no tiene ningún valor oficial. Y es cierto que no es trabajo de los ciudadanos legislar, para eso hay legisladores y con lo que les pagamos más les valdría hacer bien su trabajo. Pero si lo hacen mal, sí es responsabilidad tuya quejarte. La consulta no tiene valor oficial. Tendrá valor, a largo plazo, si sirve, aunque sea un poco, para fomentar la conciencia ciudadana, para que la gente quiera que su voz se escuche, para que quiera actuar en lugar de sólo reaccionar ante el entorno. A ver si nos hacemos más ciudadanos y menos vegetales.

Epílogo sobre lo que sigue. Va a ganar el no, y entonces los operadores políticos del FAP van a tergiversar lo que dije en la encuesta, y poco más o menos van a decir que dije que López Obrador es presidente. Cuando eso suceda, habrá que defender la propia voz y decir que yo no dije eso, o que sí que lo dije, pero en otra ocasión, y que esta vez respondí dos preguntas muy puntuales sobre el petróleo. Que es una monserga, porque uno no se debería de estar ocupando de esas cosas, pero entre los manipuladores de uno y otro lado, el único camino que veo sensato es decir no, yo no estoy con ninguno de los dos y si por mí fuera ambos bandos no existirían y muchos de sus miembros estarían en la cárcel. Pero ya que me preguntaron —el único bando que se dignó preguntarme, para el que existo, aunque en una forma muy disminuída, aunque me considere sólo un número que sumar a los millones— opiné equis y ye.

Acuérdese de los franceses

2 comentarios:

El Corsario Negro dijo...

Completamente de acuerdo. No se trata de dar nuestro derecho de voto al primero que lo quiera, sino de ejercerlo para obligar a las "elites" a darse cuenta que estamos aquí, y que los estamos viendo.

Poco a poco hemos ganado espacios de participación ciudadana, poco a poco ganaremos más.

No les creamos al respecto de que no "sabemos" lo suficiente para participar. O que somos "apaticos" y que no nos importa. Demostremos que somo ciudadanos. Demostremos que estamos aquí.

Santiago dijo...

Una aclaración, para tí David, y para el que venga: Al final de la nota debía salir una caricatura de unos franceses pinchando la constitución europea en 2006, pero por alguna razón el enlace no se dejó estar. (por eso la última frase, que si no queda inconguente)

Aparte de eso, qué más decirte, si ya lo dijiste tú. Sólo agradecer la visita y mandar saludos